En nuestro viaje de verano descubrimos destinos mágicos y majestuosos, uno de ellos fue Casablanca, una hermosa ciudad costera ubicada al oeste de Marruecos que nos inspiró a crear los estampados de esta colección.

foto1
foto2

El color y la belleza que se aprecia en los jardines y mercados de Casablanca es inigualable, el encanto auténtico de las superficies y la arquitectura de sus calles inundadas de baldosines que componen su patrimonio cultural nos impulsó a diseñar una colección de motivos y patrones geométricos, decorativos y florales.

foto3

Telas ligeras y vaporosas son el lienzo de ornamentos, arabescos y mosaicos tipo Zellige que hacen referencia a la estética y cultura que por cientos de años ha caracterizado a Marruecos. Los colores vibrantes como azul cobalto, navy, terracota y coral son los protagonistas.

foto4

Siluetas amplias, frescas y llenas de movimiento crean vestidos, túnicas, pantalones, faldas y blusas perfectas para las tardes de sol intenso. Detalles artesanales como bordados de símbolos y borlas coloridas le dan el toque final a las piezas de esta colección.

foto5